+57 (1) 611 4050 | +57 (311) 222 6260 Bogotá |
+57 (1) 611 4050 | +57 (311) 222 6260 Bogotá |
Blog
01
09
2017

¡El FitCamp cambió mi vida! por Adriana Garcés

Tomé la decisión de bajar de peso porque estaba desesperada y necesitaba hacer algo que realmente cambiara mi estilo de vida, busqué en Internet campos en donde a uno realmente lo cambian, buscando un poco los modelos de este tipo que presentan en programas de Estados Unidos, fue ahí cuando encontré la información, ya conocía a la Clínica Rangel Pereira y ellos me recomendaron asistir al programa FitCamp en Naturaleza Real.

Cuando fui al Fit Camp estaba un poco deprimida pesaba 86 kilos, sabía que estaba en obesidad (categoría cuando el Índice de Masa Corporal es mayor de 30) y que debía cambiar, adicional a esto, los comentarios de las personas me hacían tomar conciencia que realmente necesitaba algo que me hiciera cambiar.

En este proceso, lo más difícil fue cambiar algunos hábitos. Me he sacrificado, pero ha valido la pena. ¡Ahora estoy en un peso saludable y me faltan 3 kilos para la meta!

Pienso en los 16 meses que he trabajado por llegar a mi meta. Les confieso que desde que empecé sabía que era difícil pero sentí que nunca iba a fracasar.

Siempre me sentí motivada. No puedo mentir, hubo momentos muy duros pero con mi red de familia, amigos y el apoyo del equipo de FitCamp, lo logré.

Jamás pensé en abandonar. Hay días que me quiero comer algo que no está en las recomendaciones. ¡Y cuando me he salido, no me culpo! Sólo sigo el camino.

Hoy soy una persona diferente, no sólo en mi aspecto físico. Mi cambio mental ha sido muy importante. Soy disciplinada, entiendo a las personas, ayudo a los demás y lo hago con el mayor de los gustos, soy positiva. Sin duda, soy una mejor persona ahora.

Esto no lo hubiese podido lograr sin el apoyo de mi familia. Tener a mi mamá a mi lado en este camino ha sido muy importante. Aunque parezca mentira, lo más difícil es que los otros te entiendan y respeten tu decisión; sobrellevar el saboteo de las personas cercanas. Hay que ser muy consecuente y tener autonomía en las decisiones para lograrlo.

Hoy sé que comer bien es importante para estar y sentirse bien. Como dicen en la Clínica Rangel Pereira: “Que tu alimento sea tu medicina” Y el ejercicio también es ahora parte de mi vida; hago ejercicio todos los días: 300 minutos de cardio a la semana y entreno 3 veces a la semana.

Cuando me miro al espejo veo a una persona que se trazó un objetivo y está a punto de llegar a la meta. Veo una persona nueva, que logró lo que se propuso, que es disciplinada y trabaja por ser una versión de sí misma.

Mi cambio me hace muy feliz.

Tags for this post

author: Dra. Rosalinda